TECNOLOGÍA M-BUS para la monitorización de consumos

TECNOLOGÍA M-BUS para la monitorización de consumos

M-Bus (Meter Bus) es el protocolo de comunicación estándar europeo para las lecturas de dispositivos de medición, tanto para las lecturas eléctricas, de gas, de agua, térmicas como de confort. Este sistema de comunicación se basa en un sistema jerárquico maestro/esclavo (master/slave) y está normalizado según la norma Europea: EN13757. 

Se trata de un sistema de bus mono-master y half-duplex, lo que significa que existe un solo maestro  conectado a  los distintos esclavos a través de  una comunicación bidireccional mediante cable. El Maestro es el encargado de solicitar la información a todos los equipos Esclavos con la periodicidad indicada, almacenar los datos obtenidos y enviar estos datos a la plataforma de gestión energética o SCADA del cliente. 

A parte de ser un protocolo muy robusto y de fácil implementación, el protocolo de comunicación M Bus presenta otra ventaja significativa respecto otros protocolos de comunicación del mercado, que es la posibilidad de combinar es una misma instalación para de la instalación en formato cableado (M-BUS) con parte inalámbrica mediante Wireless M Bus (WM-BUS).

M-BUS: Solución cableada

El protocolo M-Bus en formato cable  presenta una serie de ventajas respecto a otros protocolos de comunicación del mercado que son importantes tener en cuenta en el momento de seleccionar el sistema que más se ajusta a las necesidades del cliente. Como ventajas a destacar sobre la estructura del bus M-Bus tenemos: 

  • Permite una tipología de red flexible por lo que facilita la instalación y reduce el coste de mano de obra y material. (Permite cualquier estructura menos en anillo)
  • Es capaz de aceptar hasta 5000 elementos en un mismo BUS con una distancia de cable hasta 5 km.
  • No sufre interferencias, por lo que no se requiere la utilización de cable apantallado que impida posibles interferencias. Se puede usar un simple cable de 2 hilos sin polaridad. 
  • Es un bus que trabaja a 36 – 42 VCC, por lo que los sensores se encuentran alimentados directamente del mismo BUS evitando tener que alimentar los sensores finales. 

Todas las ventajas comentadas en los puntos anteriores permiten reducir de forma notable los costes de instalación de una instalación M-Bus, permitiendo ser más competitiva en términos económicos que otras tecnologías del mercado.  

A continuación se muestra una estructura de una instalación típica para un sistema M-Bus en edificios residenciales:


WIRELESS  M-BUS: Solución inalámbrica

Wireless M-Bus es la alternativa inalámbrica del protocolo de comunicación M-Bus. Este tipo de sistema cuenta con distintos modos (S1/S2, T1/T2, C1/C2) para el envío y recepción de los datos medidos.

La posibilidad de combinar el protocolo  WM-Bus (inalámbrico) con el protocolo cableado M-Bus, permite llevar a cabo instalaciones de mayor amplitud en superficie y saltar obstáculos de forma más sencilla y económica. 

A continuación se muestra una instalación tipo en WM-BUS donde el concentrador se instalada en un edificios central y los sensores se reparten por los edificios colindantes sin necesidad de cableado. 

Nuestras marcas M-BUS / WM-BUS